Receta de besos de coco ¡sin azúcar ni huevos!

Receta de besos de coco ¡sin azúcar ni huevos!

¡Hola, alquimista! ¿Cómo va tu día? hoy te cuento acerca de uno de los dulces más criollos de Venezuela: los besos de coco.

Acerca de los besos de coco

Desde hace unas semanas quiero compartir contigo una de mis recetas favoritas dentro de la dulcería criolla venezolana. En lo personal, siento una enorme debilidad por este dulce, quizá es por su forma de galleta esponjosa, con los bordes ligeramente cruijientes. 

No estoy segura de si los conocen por ese nombre en todo mi país. Pero yo me atengo a la tradición del oriente de Venezuela, no solo porque toda mi familia materna procede de allí, sino también porque viví más de 20 años en Cumaná, capital del estado Sucre.

El coco

Como toda zona costera, el coco juega un papel fundamental en la gastronomía oriental. Sin embargo, su uso más extendido en oriente es en preparaciones dulces, más que en platos salados.

Dentro de la dulcería criolla con coco se encuentran los besos, los coquitos, las conservas de coco con piña o guayaba, el arroz con coco, el majarete y, hasta helados de coco.

Por cierto, el coco debe estar completamente seco. No importa si tiene algo de agua en su interior, pero la carne blanca debe ser firme y gruesa. Cuando el coco está en su punto, el aceite es más concentrado, lo que le da mejor sabor y textura a las preparaciones.

Es difícil saber cuándo un coco está en su punto sin abrirlo. Yo me guio por los tres círculos grandecitos que tiene la cáscara en uno de los extremos que, generalmente, están más oscuros en los cocos bien secos. Pero no es exacto. Así que toca rezar al santo de los cocos o comprar dos o tres a ver cuál sale perfecto. 😛

Papelón, piloncillo, panela..

El otro ingrediente fundamental de los besos de coco es el papelón. En Latinoamérica recibe muchos nombres: panela, raspadura, piloncillo, chancaca, etc. En todo caso, se trata de lo mismo: es el jugo de la caña de azúcar hervido hasta formar una melaza espesa. Luego, se introduce en moldes donde se solidifica.

Un buen papelón para los besos de coco, y en general para la dulcería tradicional, es oscuro y no muy duro ni cristalizado, lo que quiere decir que está bastante concentrado. De hecho, puedes morder las esquinas sin perder los dientes o disolverse un poco entre los dedos si ejerces fricción.

Las especias

Los siguientes ingredientes no son fundamentales, pero sí mejoran ¡y por mucho! la experiencia de comer besos de coco: las especias. Generalmente se usan la canela, el clavo especia o clavo de olor y el anís chiquito o anís verde.

Esto es todo lo que necesitas. No lleva azúcar ni huevos y, si te atreves a usar alguna harina integral, puede ser hasta vegano. Pero yo estoy muy apegada a mi tradición así que usaré harina de trigo.

Si ya tienes estos ingredientes, entonces ¡hagamos magia en la cocina!

BESOS DE COCO

BESOS DE COCO

Prep Time: 1 minute
Total Time: 1 minute

Ingredients

  • 1 papelón grande.
  • 2 palos de canela.
  • Clavitos y anís a tu gusto.
  • 1 ½ litro de agua.
  • 1 coco grande
  • 500 gramos de harina.
  • 1 cucharadita completa de polvo de hornear.

Instructions

La base de los dulces criollos es el jarabe de papelón. Para esto, lleva al fuego el papelón, agua y especias.

Deja que hierva hasta que se haga un melado espeso que deje un rastro más o menos grueso en la cucharilla.

Remueve con regularidad y no te descuides porque, si hace espuma, se desborda de la olla. Un desastre.

Mientras el jarabe se cocina, saca la carne del coco y rállalo en rallo grueso. No necesitas quitar la piel oscura que queda pegada de la carne.

Hay varias formas de separar la cáscara de la carne. Yo lo hago colocando el coco o pedazos de coso en una sartén para que la grasa ablande y sea fácil desprenderse. No te lo niego, es un trabajito super aburridor.

Si tienes una técnica mejor, por favor, ¡escríbeme!

Cuando el papelón está suficientemente frio, pásalo a un envase o botella. No lo cueles.

Si ya tienes el coco y el jarabe, solo toca armar los besos. Enmantequilla y enharina una bandeja grande.

Precalienta el horno a unos 200° C.

Lo primero es colar el melado en el envase donde harás la mezcla. Agrega el coco rallado. También utilicé un coco rallado fino que me quedó de otras preparaciones.

Mezcla la harina junto con el polvo de hornear y agrégala lentamente al melado. Te recomiendo algo: Añade poco a poco mientras mezclas. Así controlas la textura de la masa.

La textura no es muy firme, pero tampoco suave. De hecho, al colocarla la mezcla a cucharadas en la bandeja, deben quedar montañitas aplastadas. Recuerda pon cada porción separada de la otra, pues tienden a extenderse durante el horneado.

Hornea por unos 20 – 30 minutos. Todo depende de tu horno.

Cuando ya están listos, pinta cada beso con una capa generosa del papelón y hornea por unos 5 minutos más.

Es común conseguir besos de coco bastante oscuros y otro más claros. Esto no se debe al papelón, sino a un colorante llamado caramelina. Esto lo confirmé con un vendedor de besos de coco al que le pregunté por el color de las torticas.

Notes

Consejo plus: ¿Quieres probar la bebida más refrescante de toda Venezuela?

Se llama papelón con limón y solos diluye un poco de ese jarabe en agua helada y agrega limón.

La verdad, no tengo una medida estándar, agrego agua y limón hasta que queda tan concentrado como a mí me gusta. 

Si te animas a prepararlas, sube la foto a Instagram y menciónanos para saber cómo te quedaron, nuestro usuario es @alquimiasabores20 o usa el HT #alquimistadesabores.

¿Te gustó la receta? ¿Aún tienes dudas? ¡Responde en los comentarios o contáctanos!



2 pensamientos sobre “Receta de besos de coco ¡sin azúcar ni huevos!”

  • Hola, me encantó la receta, espero prepararla pronto. ¿ Que tipo de harina me recomiendas, leudante o todo uso (de las que usamos acá en Venezuela)? ¿Cuantas porciones salen (peso aproximado)?

    En cuanto al coco, a mi me funciona muy bien colocar el coco directo en la hornilla a fuego muy bajo (antes de colocar sacar el agua) hasta que el reviente sólo, se despega muy fácil de la concha.

    Saludos y gracias por tu maravilloso blog.

    • Hola, Liseth! Siempre recomiendo usar harina todo uso incluso para las tortas, por una razón: A menos que estés segura de que la harina de repostería esté muy fresca, el leudante que tiene para tortas esponjosas tiende a perder propiedades. Entonces, si haces una torta con una harina que tiene varios semanas o meses en la estantería, es probable que tu torta no quede igual.

      En cambio, tú compras tu polvo Royal, como decimos en Venezuela. Lo guardas en la nevera y lo agregas a la harina, el resultado siempre será bueno. Porque este se conserva mejor en el frío.

      Gracias por tus palabras. De verdad me dan mucho ánimo de continuar. Un abrazo gigante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *